Amigos de Dios

Las relaciones interpersonales juegan un papel fundamental en el desarrollo integral de la persona. A través de ellas, el individuo obtiene importantes refuerzos sociales del entorno más inmediato que favorecen su adaptación al mismo. [1]

Algunas de estas relaciones interpersonales pueden ser descritas así:

  • Laboral: nos encontramos en el lugar de trabajo y compartimos parte del tiempo para tratar de sacar proyectos adelante. Una vez despedidos, en la mayoría de los casos, hablamos hasta el día siguiente.
  • Conocidos – vecinos: Hay cierta cordialidad, camaradería, respeto. No invadimos el espacio ajeno y aspiramos a que no invadan el nuestro. A veces nos tomaremos un café pero sólo nos veremos ocasionalmente.
  • Amistad – Familiar: Sencillamente podemos ser nosotros en casa. Existe cercanía e intimidad.

¿Qué tipo de relación tenemos con El Señor?

En Juan 15, Jesús está hablando de la importancia de nuestra relación con Él. En más de una ocasión en este pasaje se habla de la necesidad de permanecer adheridos a Jesús en la figura de la vid y los pámpanos. (Jn. 15:9-10)

La palabra griega para permanecer (menō) aquí significa habitar en un lugar en particular, estar allí. Me sugiere el tipo de paz y estabilidad que asociamos con estar en casa, o en la casa de un amigo hospitalario. Cuando se usa para las relaciones, como aquí, menō sugiere una relación firme: unidad de corazón y alma.[2]

Entendiendo entonces el significado de “permanecer”, somos invitados a una relación firme y no de paso con el Señor.  Jesús cerró la brecha cuando dijo que ya no seríamos siervos, sino amigos: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer” (Jn. 15:13-15 RVR1960).

Es interesante resaltar que la palabra usada para siervos: esclavo (literal o figurativamente, involuntario o voluntario); se usa en un sentido calificado de sujeción o subordinación. [3] Y la palabra para amigos: philoi, denota ser amado, querido, o amistoso. [4]Jesús es el más claro ejemplo de lo que es un verdadero amigo, porque dio su propia vida por sus amigos; nos conoció, esto es, nos amó incluso antes de conocerlo (Ro. 8:29-32).

El Señor nos abre un camino a sus brazos para una relación no tan solo de sujeción y obediencia, sino también de confianza. Podemos ser amigos de Jesús, porque Él nos ha escogido, porque ha decidido amarnos y hablarnos las palabras del Padre a nuestro corazón.

Este amor de Dios va más allá de lo que podríamos esperar o merecer. Jesús vino desde los cielos a nacer como uno de nosotros, a padecer en carne los sufrimientos del hombre y llevar nuestras faltas hasta la cruz. ¡Qué Gran Amigo tenemos en Cristo!

Este amigo es digno de nuestra confianza y en Él hallamos todo lo que necesitamos.  Incluso podemos desahogarnos de las cosas que nos afligen, pues habiendo estado en este cuerpo de muerte, Cristo puede compadecerse de nuestras debilidades (He. 4:15). Antes de que digamos cualquier palabra con nuestra boca, ya la Él la conoce (Sal. 139:4), este amigo es el mismo que nos insta a no estar ansiosos ni preocupados, sino que expresemos cada petición ante Él (Flp. 4:6-7).

No encontraremos una mejor amistad que la que nos brinda Cristo para caminar esta vida.

Manuel Martelo Verbel

Equipo Devocionales Diarios ICCCTG

19 comentarios en “Amigos de Dios”

  1. Pr. Carlos Osorio Berrio

    Bendito sea el Señor que ahora ya no nos llama siervos, sino, amigos!! ahora podemos disfrutar de su amistad.
    Ayúdame señor a ser cada día mas cercano y amigo.
    Gracias Manuel por esa palabra.

  2. El Señor es un amigo Fiel. Gracias Señor porque podemos acercarnos en confianza porque conoces todo de nosotros y aún así nos invitas a acercarnos para tener comunión contigo. Gracias esposo

Responder a Bibiana Alvear Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *