Escuela Bíblica | Integridad y Sabiduría-Capitulo 4

En la voz de nuestra hermana Lisaura, hoy continuamos meditando en el Libro de Pastor Migue Nuñez titulado Vivir con Integridad y Sabiduría.

En esta ocasión el capitulo se titula: Mi Integridad y mi Conciencia

“Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar ninguna de mis obras, viendo que no es seguro o justo actuar contra la conciencia. A Dios que me ayude. Amén” Martín Lutero.

Latín conscientia “estar consiente o apercibido del bien y del mal”. Esta palabra está formada del prefijo con (junto) y scientia (ciencia), que viene de la raíz scire (saber). En griego la palabra para consciencia es syneidesis, cuyo significado literal es “conocimiento –conectado, aquello que conecta el conocimiento de lo moral y lo espiritual”.

Definición: Conciencia es aquello que en nuestro interior juzga lo bueno o lo malo de una idea, pensamiento, actitud o acción.

La faceta interna de la vida del individuo en la que se desarrolla el sentido del bien y del mal. (Diccionario de ética cristiana y teología pastoral).

La facultad de la personalidad humana que decide el valor moral de las acciones.(Enciclopedia del cristianismo).

Citas a estudiar:

  • Romanos 2:14-15
  • Génesis 3:7-11
  • 2 Corintios 1:12
  • Romanos 9:1

7 comentarios en “Escuela Bíblica | Integridad y Sabiduría-Capitulo 4”

  1. Tener Una buena conciencia es un llamado de la Palabra de Dios para nosotros.
    El señor nos ayude a vivir honrando su nombre siempre y Viviendo en Integridad.
    Buen tema el de hoy. Bendiciones!!

  2. Judith Benedetti

    me gusta ese concepto de que la conciencia es el testigo interno que tenemos . cuando decimos una vocecita que me habla
    conciencia testifica si tienes o no principios morales

    1. Carlos Osorio Berrio

      La conciencia es guarda de la integridad en el andar del creyente; da testimonio de la clase de fundamentos y carácter que tenemos.
      Gracias Lisaura

  3. Conciencia guardiana de la integridad. Excelente tema. Gracias Dios por este tiempo en donde nos estás enseñando el valor fundamental de la conciencia.
    Tenemos un testigo interno que se llama conciencia, que nos ayuda a juzgar nuestras acciones, guiado por tu Espíritu Santo.

Responder a Manuel Martelo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *