Fuerte y valiente, sin miedo

Hace no sé cuántos años fue mi primer campamento de jóvenes, en ese momento Dios me sorprendió con una palabra que desde entonces ha sido un grito de fortaleza en tiempos de dificultad o desánimo.  En todos esos momentos en que solo quiero tirar la toalla, de una u otra forma Dios me recuerda dos palabras, las mismas que sembró en la vida de Josué justo cuando debía asumir esa nueva etapa que iniciaba Israel tras la partida del habitual y acostumbrado Moisés. 

Dos poderosas instrucciones da Dios a Josué para ser recordadas en el momento oportuno, son como un soplo de vida: “Te repito: Sé fuerte y valiente.  No tengas miedo ni te desanimes porque el SEÑOR tu Dios estará contigo donde quiera que vayas” (Jos. 1:9 PDT).

Ha sido imposible no contar estos más de 150 días de vida diferente, hemos tenido días de cambios, de nuevas rutinas, de nuevas formas, de nuevas experiencias, nuevas ideas, o como dicen los gobiernos de nueva normalidad. Días en los que hemos emprendido nuevos proyectos en diferentes áreas de nuestras vidas, algunos retos de lecturas bíblicas, más y mejores tiempos de oración, más tiempos de ayuno, incluso nuevas ideas de negocios. 

Cuando la oportunidad de decidir nuevos comienzos llega, tenemos dos opciones en frente: seguir de largo e ignorarla o ser fuertes y valientes para triunfar en ello y no dejarnos llevar de la emoción de turno.  Hemos tenido que batallar con nuestros propios pensamientos, hoy te invito a que los enfrentes uno a uno. “Sé fuerte y valiente. No tengas miedo”, estas palabras son como un antídoto a todo mal pensamiento, tomemos de ellas la fuerza y la confirmación del respaldo y la buena mano de Dios a pesar del valle de sombras que estemos atravesando.

Si Dios me permite la bendición de ser esposa, madre y abuela, tendré que contar a mis generaciones futuras lo vivido en el año 2020.  Sin duda, ellos querrán conocer detalles, les hablaré del Covid-19, de los miles de muertos en todo el mundo, de las cuarentenas, de los aislamientos obligatorios, de cómo perdimos amigos, familiares, conocidos, vecinos; les contaré cómo el tapabocas entró a ser parte de la cotidianidad.  Muy probablemente me preguntaran: “¿cómo hicieron para salir de eso?, ¿cómo terminó?”.  

Hoy, al escribir estas líneas, el paso por este valle no ha concluido, no sé cómo terminará, pero sí sé lo que hemos hecho hasta ahora, lo cual seguiremos haciendo en lo que nos resta de vida, tener fe en el Señor.  Así que les diré a mis generaciones por venir que en los tiempos del Covid-19 nuestra fe en Dios se fortaleció, que quedamos todos a solas con Él, que todo lo que conocíamos nos fue quitado, el congregarnos en la iglesia, el saludarnos con abrazos, el sentir la cálida cercanía de los hermanos…  

Pero también les contaré que Dios NOS DIO COSAS NUEVAS que ojo no vio, ni oído oyó y no habían subido al corazón del hombre (1 Co. 2:9), que nos regaló palabras que venía preparando desde hacía años en nuestros corazones y que para ese tiempo cobraron sentido; pero que sobre todo, nos recordó que necesitamos día a día SER FUERTES Y VALIENTES, SIN MIEDO, porque él está con nosotros siempre.

¿Cuántas cosas que te amedrentan y te achicopalan pueden estar hoy rondando tú cabeza y tu ser?, sólo Dios y tú las conocen, pero para todas ellas la invitación es a hacer viva esta palabra: “TE REPITO; SE FUERTE Y VALIENTE.  NO TENGAS MIEDO”.

Kelly Kelsy Castilla

Equipo Devocionales Diarios ICCCTG

13 comentarios en “Fuerte y valiente, sin miedo”

  1. Lilia Torres Ramírez

    Gracias Señor porque formas a tus siervos para predicar tu palabra de sana doctrina. Gracias Kelly, Dios siga derramando bendiciones en tu vida.

  2. El Señor es nuestra fortaleza, nos da todo aquello que nos haga falta y tiene control de todo cuanto nos pasa, no tengo porque temer. Gracias mi querida Kelly, Dios te bendiga.

  3. Palabras sabias. Hoy más que nunca Dios está demandando a qué nos esforcemos a qué seamos valientes y a qué no tengamos miedo porque El está con nosotros.
    Gracias mi querida Kelly.
    Bendiciones

  4. Nelly Susana Narváez Oviedo

    Gracias Dios por qué nos recuerdas que tú estás, que tu mano poderosa no se ha cortado, solo debemos esforzarnos y ser valientes.
    Gracias kelo

  5. Nancy Esther Rodríguez Zuleta

    Sin lugar a dudas, una exhortación de gran actualidad: Ser fuertes y valientes para ver lo que Dios hará a favor de sus hijos como lo hizo con Josué. Gracias Kelly

  6. Amén. Bendito Dios por tu palabra que es viva y eficaz y cada día me recuerdas que está a mi lado y tú hechas fuera todo temor. Gracias mi querida Kelly. Dios te bendiga.

  7. Pr. Carlos Osorio Berrio

    Tremendoooooo…bienvenida estas palabras la recibo en el nombre del Señor.
    simplemnete gracias Kelly y bienvenida a los expositores!!

  8. Uy leyendo este devocional me siento sumergida en una película de Netflix que se llamaría “Cristianos en tiempo del Covid 19”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *