In-Dependencia

Hoy día se entiende el término independencia de dos formas, principalmente.  Una se refiere a quienes han logrado abandonar el sustento económico de sus padres o benefactores y pueden cubrir todas sus necesidades generando sus propios ingresos, devengando un salario con alguna compañía.  Otra manera de interpretar la independencia está suscrita a aquellos que se ganan la vida sin ser empleados de una empresa, estas personas no reciben una paga mensual ni quincenal, sino que, producto de su oficio reciben honorarios; algunos de ellos incluso brindan empleo a otros. Cuando una persona no puede solventar sus gastos, sino que requiere la ayuda de terceros, es considerada dependiente, y con frecuencia, improductiva.

Ser independiente, entendido de una u otra forma, es el sueño de muchos. Unos anhelan poder salir de sus hogares y tener sus propios espacios, cosechar el fruto de su trabajo; otros desean ser su propio jefe, hacer realidad los planes de empresa que han acariciado por largo tiempo.  Sin embargo, a la postre, unos y otros, somos irremediablemente dependientes, no podemos sostener nuestra existencia sólo existiendo, es decir, necesitamos ser puestos en un ambiente favorable para subsistir, requerimos agua, alimentos, aire, la tierra, el sol… si uno solo de estos faltara, simplemente, no sobreviviríamos.

Habla la Biblia en Génesis de la creación, en el capítulo 1, la expresión “dijo Dios” aparece por lo menos diez veces, la frase “llamó Dios” se registra cinco, igual número de veces que las palabras “creó Dios”.  Los cristianos estamos convencidos de que el relato bíblico es cierto, y que Señor creó todas las cosas que vemos y que no vemos, como lo afirma también el libro de los Salmos en su capítulo 33: “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca… Porque él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió” (vs. 6, 9 RVR1960).

Los seres humanos somos frágiles, no sólo necesitamos de lo que Dios creó para poder vivir, reconozcámoslo o no, necesitamos de Dios, pues es Él “quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder” (He. 1:3 RVR1960).  Pero a veces nos creemos grandes, independientes, poderosos… y decimos: “yo soy… yo soy quien hace, yo soy quien puede, yo soy quien logra”, cuando YO SOY es uno solo, “YO SOY EL QUE SOY” (Éx. 3:14 RVR1960) ha dicho, y sólo YO SOY no depende de nada ni nadie.  “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel?” pregunta Jehová a Job en el capítulo 38 (vs. 4-5 RVR1960). Yo hubiese dicho: ¿quién o qué te crees que eres?

Hay quienes odian a Dios, también quienes no lo reconocen ni aceptan su existencia, y todo el que no cree en Cristo ya ha sido condenado (Jn. 3:18), pero aun ellos, ignorándolo, sin reconocerlo ni aceptarlo,  dependen de Dios y su Palabra para existir.  Dice la Biblia claramente que es el Señor quien “[nos] da el poder para hacer las riquezas” (Dt. 8:18 RVR1960), o ¿quién puede producir una gota de agua, un grano de arroz?  ¿Puede alguno proporcionarse alimento por sí solo o extraer energía de la nada para sí? No.  Es Dios quien provee TODO, la fuerza, la inteligencia, el medio… todo.  Y además proveyó salvación para el mundo caído mediante el sacrificio de su propio hijo, Jesucristo. ¿No es Dios maravilloso?

“Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas” (Pr. 3:5-6 NVI). Sigamos el llamado que Cristo nos hace, dependamos voluntariamente de Él.

MARYSOL CECILIA RODRÍGUEZ ZULETA

Equipo Devocionales Diarios ICCCTG

13 comentarios en “In-Dependencia”

  1. Carambas no importa cuanto leas el pasaje y cuanto te lo memorices,
    Siempre habra un buen dia nublado como hoy en que necesitas leer:
    *Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas” (Pr. 3:5-6 NVI)*

  2. Independencia es un término relativo que la humanidad se ha creído para hacer cuánta cosa y que al final después de golpes muchos ha reconocido que independencia no hay, Dios tiene todo bajo su control

  3. Nellys+Marina+Rodríguez+Zuleta

    Oh, Gran Yo Soy! Me declaro totalmente dependiente de ti… Que no olvide que yo no soy sin ti, y que tú eres eternamente.
    Gracias, Chol

Responder a Lilia Isabel Torres Ramirez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.