La Burla

Vi un video que me llamó mucho la atención, se trataba de la historia de un grupo de muchachos que tomaban la vida con mucha irresponsabilidad. No estudiaban, no trabajaban, permanecían con mentes desocupadas y en una esquina de una calle. A toda mujer joven que pasaba la enamoraban, y si era un hombre joven le buscaban riña. Un buen día uno de ellos fue tocado por el Espíritu Santo a través de los siervos de Dios que evangelizaban en el sector.  Este joven tomó la decisión de seguir a Cristo, lo que le demandó apartarse de sus amigos.

Una mañana, vestido decentemente y con una Biblia en sus manos, tuvo que pasar por la esquina donde su antiguo grupo de amigos se reunía. Cuando lo vieron venir empezaron a burlarse: “¡Miren el aleluya!”… le brindaban cerveza, las chicas lo trataban de persuadir con coqueteos y le hacían toda clase de burlas. A partir de entonces, fueron muchas veces que esto sucedió, pero el joven se mantuvo firme a su nueva convicción a pesar de ello.  Cuando decidimos seguir a Cristo nos enfrentamos a burlas y señalamientos, que a la larga se convierten en pruebas para afianzar nuestra nueva identidad en Jesús.

La Biblia contiene muchos textos aplicados a la burla, en 2 Crónicas 36:16 dice “Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio” (RVR1960). La respuesta de Dios ante tal menosprecio no se hizo esperar.

“Al entrar Jesús en la casa del principal, viendo a los que tocaban flauta y la gente que hacía alboroto, les dijo: “Apartaos, porque la niña no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él. Pero cuando la gente había sido echada fuera, entró, y tomó de la mano a la niña, y ella se levantó. Y se difundió la fama de esto por toda la tierra” (Mateo 9:23-26 RVR1960). Este comportamiento mofador, alimentado por la ignorancia, se puede manifestar en casos tan particulares y especiales como en un milagro. Jesús estaba por realizar uno, e imagino las caras de los burlones cuando vieron la niña muerta levantarse.

Este pasaje me puso a pensar que si el Dios hecho hombre fue objeto de burlas, ¿qué podemos esperar nosotros sus seguidores en este mundo que está cada vez más distante de los valores y las sanas costumbres?  La burla es un comportamiento y una actitud mostrada por el necio (Sal. 74:22), el malvado (Sal. 1:1), el enemigo (Sal. 74:10), el que odia el conocimiento (Pr. 1:22), el orgulloso (Sal. 119:51), y el que no es enseñable (Pr. 15:12).

Quizá muchos de nosotros hemos tenido que batallar o estamos luchando con este mal comportamiento, hemos sido tanto objeto de burla y como instrumentos de ella. Lastimosamente algunos cristianos, desde quienes llevan la palabra de Dios en los pulpitos hasta los que asistimos y servimos en la iglesia caemos en ese mal, contristando a el Espíritu Santo, afligiendo y avergonzando a muchos.

Debemos evitar caer en esta práctica dañina, que lastimosamente es muy usual entre nosotros los cristianos, sin pensar en lo desagradable que es ante los ojos de Dios.  Oremos al Padre que nos libre de estos vicios, que así como dice la Escritura: “Ninguna palabra corrompida salga de [nuestra] boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Efesios 4:29 RVR1960).

Judith Benedetti González

Equipo Devocionales Diarios ICCCTG

14 comentarios en “La Burla”

  1. Dios quita en nosotros todo espiritu de burla y corrigenos con tu palabra y cuando seamos objeto de burla que nuestra identidad en Cristo salga a flote.

  2. Qué buena reflexión de un tema que a veces no le damos trascendencia. El Señor nos ayude!
    Dios te bendiga Judith y te siga usando!

  3. Que buen mensaje Judi. Burla,bullying como lo quieran llamar, debemos como cristianos entender que es parte de nuestra vida, pues tenemos una lucha donde a cada rato el que sabemos utiliza a personas y circunstancias para zarandearnos. Debemos evitar también ser burlones eso no le agrada a Dios.

  4. Lilia Torres Ramírez

    Señor, pon en nuestra mente, en nuestro corazón y en nuestra boca, la palabra justa que edificará a nuestro grano en el momento en que más lo necesite. Gracias Judy. Bendiciones.

  5. Bendiciones Judith por tu reflexión.No importa q seamos objeto de burla por obedecer al Señor.Lo malo es que nos burlemos de Dios,de su Palabra y de sus verdaderos siervos.

  6. Marysol Rodríguez Zuleta

    Excelente reflexión Judi, Dios te bendiga!!! Que el Señor nos ayude a tener palabras sazonadas con sal a la hora de hablar y el escudo de la fe para apagar los dardos de fuego en forma de palabra que quieran lastimarnos.

  7. Gracias por la reflexión Judi, ciertamente hemos Sido objetos de burla por ser creyentes, Dios nos libre de caer en lo mismo también. Bendiciones

  8. Dios ayudame a que la burla no sea un motivo de desánimo, que al contrario eso me haga entender el valor que tengo en ti y que todo lo que está aquí es pasajero. Y perdóname si alguna vez he sido objeto para que el prójimo se sienta avergonzado por mí.
    Gracias Judi. Dios te bendiga

  9. Gracias por la reflexión Judi, ciertamente hemos Sido objetos de burla por ser creyentes, Dios nos libre de caer en lo mismo también. Bendiciones

  10. Judith Benedetti

    Gracias a Dios primeramente porque él es quien habla en cada devocional con el fin de edificación y exhortación de sus hijos y así como dice el pastor Nafer que aúnque seamos obtos de burlas vale la pena resistirlo por nuestro Señor.

  11. Que excelente reflexión .. que el señor nos ayude a inspirar a otros a seguir creciendo en el caminar con Cristo.. no a burlarnos de los fracasos o situaciones aberrantes de mi prójimo !!
    Muchas gracias Judy muchas bendiciones un abrazo..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *