Perseverar

“Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús y con sus hermanos” (Hch. 1:13-14 RVR1960)

En esta época de cuarentena propuse en mi corazón perseverar en oración y el Señor me ha provisto varios medios para hacerlo.  Primero, una hermana de la iglesia me preguntó si quería estudiar con otras chicas un libro titulado “El llamado de una joven a la oración”, por Elizabeth George.  De inmediato respondí  que sí, y me acordé de mi propósito, perseverar. 

Luego de algunas semanas, otra hermana me escribió indagando si deseaba ofrendar de mi tiempo para orar por las necesidades de la iglesia y de nuestras casas y así convertirme en una centinela de oración.  Recibí el instructivo que detallaba el propósito, las peticiones y las familias por las que íbamos a orar diariamente y entendí la dinámica.  Doy gloria a Dios por esta iniciativa, ha sido un gran tiempo que me ha ayudado a perseverar en oración.

Posteriormente, y para mi sorpresa, también en el grupo de reunión que llamamos “peña”, aprendíamos algo muy interesante sobre la perseverancia. Estudiando el libro del pastor John MacArthur “A solas con Dios, redescubriendo el poder y la pasión de la oración”, en las páginas 20-21, el pastor indica que la palabra perseverancia viene del griego Proskartereo, una palabra compuesta formada por Kartereo, “estar firmes” o “resistir”, y una preposición añadida que intensifica el significado, “ser valientemente persistente”, “aferrarse y no soltarse”.

Esta definición trae a mi mente la parábola de la viuda y el juez injusto de Lucas 18:1-8.  El versículo 1 inicia así: “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar(RVR1960).  Llama mi atención la persistencia de esta viuda, ella se mantuvo firme, insistiendo.  Veamos ahora lo que dice el versículo 5: “sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le hare justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia” (RVR1960).  ¿Cuál fue la respuesta del Señor?, la encontramos en el versículo 7: “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? (RVR1960). 

Dios quiere que oremos sin cesar, que no nos rindamos, que sigamos llamándole, buscándole. Tenemos que ser valientes y constantes.  En Colosenses 4:2 (RVR1960) el apóstol Pablo nos lo recuerda: “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias”.  También insta a los creyentes a “[orar] en todo tiempo “con toda oración y suplica en el Espíritu, y [a velar] en ello con toda perseverancia y suplica por todos los santos” (Ef. 6:18 RVR1960). Así como estos encontraremos muchos más versículos que nos motivan a aferrarnos y no soltarnos de Dios, y esto solo puede suceder a través de la oración.  

Mi invitación es a que podamos establecer un tiempo de oración.  No nos demos por vencidos, aprovechemos este tiempo, anhelemos esa intimidad con nuestro Padre.  Necesitamos tanto de Dios que la oración persistente y continua es vital para nuestra relación y dependencia de nuestro Señor.   

He aprendido también que es sano rendir cuentas; qué bonito sería que pudiéramos conseguir el apoyo de otra persona que nos preguntara cómo vamos, o a quien libremente podamos llamar y compartirle nuestra condición.  Empecemos hoy por disponer y establecer horarios de oración y busquemos un hermano maduro en la fe a quien rendirle cuentas.  Dios proveerá los medios para que crezcamos y perseveremos en la comunión con Él.

Bibiana Alvear Navarro

Equipo Devocionales Diarios ICCCTG

24 comentarios en “Perseverar”

  1. Pr. Carlos Osorio Berrio

    Nada mas adecuado a los tiempos que estamos transitando, el llamado a perseverar!!!
    Ayúdame amado Señor a ser perseverante en la oración, y tomado de tu mano recibir tu instruccion y aliento para mi, mi familia y toda tu iglesia.
    Gracias Bibi por esa amorosa exhortación!

  2. Amado rey de reyes ayudame a perseverar en la oracion perseverante para hallar gracia y ayuda en estos tiempos, Gracias Bibi por esta reflexion Dios te bendiga.

  3. Totalmente Bibi! gracias a Dios que nos provee de medios para seguir perseverando, ha Sido de bendición estudiar el libro de la oración. Dios nos siga sosteniendo para no desmayar en la oración

  4. Amen. Mi amado Dios ayudame a estar siempre confiada en ti.. estar en constante comunicación contigo dándote siempre gracias por todo lo que nos das y nos quitas… y ayúdame a ser firme en tu palabra y confiar en ti…

  5. Sonia Marcela Neira meza

    Señor ayúdame a permanecer firme y constante en la oracion, a perseverar cada día en la comunión contigo.
    Gracias Bibi, el señor te siga llevando de su mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.